Moradores de los sectores La Malaria y Santa Rita mostraron su complacencia por contar nuevamente con agua en sus domicilios. Gracias a los trabajos ejecutados por el GAD Municipal a través del departamento de Servicios Públicos se logró reparar, limpiar y poner en funcionamiento la válvula de control de paso que se encontraba enterrada por el asfalto en la calle Primera y 10 de Agosto.

"Fueron más de tres meses en los que hemos pasado peripecias para tener agua, hoy gracias al municipio que encontró y reparó el daño podemos abastecernos normalmente y con buena presión" manifestó una moradora.  Felipe Díaz, director del área, dio a conocer que los trabajos se efectuaron con personal del departamento de agua y alcantarillado quienes tuvieron un arduo trabajo para encontrar la avería.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Volver